martes, 16 de agosto de 2011

Tor y Sol





Comparto aquí en el blog mi columna Qué sabe nadie, ahora dedicada a la nostalgia de dos editoriales con las que tuve contacto en mi niñez gracias a mi padre y abuelo.  Fue muy grato vagar por la ciudad de Guanajuato y encontrarme con un recuerdo que avivó la añoranza, un pasado gozoso y atrajo sensaciones muy cálidas. Dejo aquí el link, espero que disfruten la nota:


http://issuu.com/jornadags/docs/guardagujas32

1 comentario:

Ximens dijo...

Me ha gustado ese viaje a los tebeos de nuestra niñez. La próxima vez que vaya al pueblo buscaré en los bules, pues seguro que conservo alguno (de otras editoriales claro).